Alumbrar proyectos

Hola de nuevo a tod@s:

Hoy os voy a hablar de cómo nace la Start up Felicity Factory, de mis valores como emprendedora, de las bases sobre las que se asienta mi proyecto y de las aspiraciones del mismo.

Pues bien, mi idea yo creo que empieza a gestarse cuando a la hora de comprar algo para mis hijos, llámese un juguete, ropa o un servicio, un regalo, lo que fuera, no solía encontrar la empresa ideal. El sitio donde de verdad me apeteciera entrar, ya sea una web o una tienda tradicional, donde además también quisiera quedarme un rato, comprar y que después de todo, sintiera que había tenido un acierto al consumir en ese sitio. Había lugares que se acercaban, pero no terminaban de ser del todo completos, siempre según mi escala de valores.

Como algunos ya sabéis, y para los que no lo sabéis os lo cuento yo, soy madre de una niña de 7 años y un niño de 3. Pues bien, un buen día, se me ocurrió que sería muy bonito que mis niños recibieran respuesta de la carta que le enviaron a los Reyes Magos. Pero claro, yo no quería nada impreso, ni con dibujitos en la carta, sí que es verdad que son muy monos, pero iba a ser la misma carta para los dos. En fin, que sin ánimo de ofender a nadie que así lo haga, porque realmente este sistema está bien, pero cuando los niños empiezan a ser más mayorcitos, si quieres mantenerles la ilusión y la magia, hay que tener cuidado con según qué detalles. La verdad es que busqué y busqué y busqué…. Y no encontré quién realizara esas cartas artesanalmente, quiero decir manuscritas, cartas de Papá Noel o los Reyes Magos hechas a mano, escritas de verdad de puño y letra, así que se me ocurrió hacerlo yo misma. Incluso, dado que yo viví un tiempo fuera y conozco otras costumbres navideñas, incluí en mi oferta de cartas hechas a mano dos más: carta del Olentzero y carta de Sankt Nikolaus. Todas con la posibilidad de ser escritas en euskera, alemán, francés, italiano, portugués, suizo-alemán y por supuesto en español. Así que está claro que realizo envíos a todo el mundo.

Mi propuesta de valor es que ofrezco la posibilidad de regalar ilusión tanto a niños como a padres y madres, porque no sé quién se va a ilusionar más cuando vea la carta, si el niño o el padre, o la madre… ofrezco una carta de muy alta calidad en todos los sentidos, papel de alto gramaje con su sobre igual, escrito a puño y letra, con tinta especial para que parezca que viene de donde viene. La carta lleva un matasellos original, como si viniera por ejemplo del Polo Norte en el caso de Papá Noel, del lejano Oriente en el caso de Los Reyes Magos, etc…. También utilizo un sello de lacre con motivos especiales para el sobre y una cinta muy bonita que lo hace todo muy especial. Todo el proceso es handmade.

Aspiro a que los niños o adultos que reciban mis cartas sean cada vez más felices, que les inunde la ilusión y la magia de la Navidad, que se contagien de esa alegría que viene en forma de carta hecha a mano o manuscrita desde El Polo Norte del mismísimo Papá Noel o desde El lejano Oriente de parte de Melchor, Gaspar y Baltasar o incluso del Olentzero en Euskadi o Sankt Nikolaus en Alemania o Suiza. Mi intención es ser la maquinista del tren de la ilusión que parte de Felicity Factory cada día y realiza paradas por todo el mundo, dejando pequeños paquetitos de magia e ilusión.

Puedes seguirme:

Web: felicityfactory.net

Facebook: facebook.com/felicityfactorycartas

Twitter: twitter.com/FelicityFactory

Sello-Felicity-Factory

Felicity Factory
Felicity Factory
Nuestras cartas son escritas a mano, de puño y letra, únicas e irreproducibles. tal y como lo haría Papá Noel o Los Reyes Magos.

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Translate »